jueves, 25 de mayo de 2017

Asesinan a una boliviana en Chile

La ciudadana boliviana, Carmen Altamirano Ibarra, de 28 años, fue asesinada en Chile luego de haber sido captada por un hombre mediante una página de citas en Internet. Ahora se pide la colaboración de Cancillería para repatriar su cuerpo.

"La prensa dice que el cuerpo está en la morgue esperando ser reclamado por algún familiar, lo que hasta el momento no ha sucedido. Queremos que esta noticia se conozca en Bolivia para que los familiares de Carmen se enteren", relató una residente boliviana en Santiago a "Rimay Pampa". Ya son varios días que el cuerpo se encuentra en la morgue, por lo que residentes bolivianos, activistas feministas y otros grupos piden ayuda para identificar a la familia en Bolivia para la repatriación.

martes, 23 de mayo de 2017

Xiomi ya está en La Paz, fue repatriada la madrugada de hoy



Xiomi L. A., de 21 años, quien apareció en Lima, Perú, el 10 de mayo, cinco días después de que su familia reportara su desaparición en La Paz, fue repatriada y arribó a la sede de gobierno a las 01.00 de hoy, aproximadamente.

La teniente Gaby Coca, jefa de la Unidad de Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), informó que se tomaron los recaudos necesarios para su traslado desde el aeropuerto de El Alto hasta su domicilio.

"Está en buenas condiciones y estamos con proceso de investigación. Se tomaron medidas necesarias para su traslado”, dijo.

La joven, estudiante de Derecho, relató que el viernes 5 abordó un minibús vacío de servicio público en El Prado para dirigirse a su casa y que en el camino una persona de unos 43 años, de tez morena, de contextura gruesa y alto se sentó a su lado. Es lo último que recuerda, según dijo.

Cuando recobró la consciencia, estaba dentro de un camión de carga, cubierto con una carpa de lona. "Había una ecuatoriana y otras dos mujeres, no sé de qué nacionalidad eran, pero iban durmiendo. El camión viajó varios días y éramos custodiadas por un hombre que se protegía el rostro con una bufanda”, declaró en Perú.

Según su relató, logró escapar el 9 de mayo y se contactó con su hermano a través de internet. El 10 fue encontrada en Lima.

La fiscal peruana Berenice Romero informó el lunes a La Razón que en las investigaciones efectuadas en ese país se determinó que fue secuestrada y se descartó que se trate de un caso de trata y tráfico de seres humanos.

Al respecto, Coca dijo que esperan un informe oficial por los canales correspondientes. "Nosotros vía cooperación internacional hacemos este requerimiento de información y tendremos panorama más claro. Los casos están relacionados toda vez que Xiomi ha salido de Bolivia y fue aparentemente llevada a Perú. Vamos qué curso tomará la investigación".

Su declaración ante fiscales e investigadores de la FELCC en La Paz está prevista para las 14.30 de hoy. (23/05/2017)

lunes, 22 de mayo de 2017

Pareja de origen boliviano libró una batalla en Argentina para que les devuelvan a su bebé



El 12 de mayo Jairo se reencontró con quienes le dieron la vida. El bebé estuvo separado de sus padres durante 55 días, fue entregado a un hogar de acogida en La Rioja, Argentina, por orden de la Dirección de la Niñez y Adolescencia, que alegó que era víctima de violencia intrafamiliar.

El lactante fue internado en al Hospital de la Madre y el Niño de la capital riojana por una broncoaspiración. Allí sus padres fueron contactados por dos trabajadoras sociales que les preguntaron si no deseaban darlo en adopción.

Se negaron y días después personal del nosocomio informó a la pareja formada por Delia V, nacida en Salta, y el potosino Eloy C., que el bebé tenía lesiones en la cabeza y el cuerpo ocasionados presuntamente por golpes.

En la audiencia de amparo celebrada el 13 de este mes se probó que la Dirección del menor vulneró procedimientos y normas para separar al bebé de sus progenitores y se incurrieron en al menos tres irregularidades. Si quiere conocer más, busque la historia completa mañana en la edición de papel de La Razón.

'Ni Bolitas Ni Boludos', la iniciativa que lucha contra la discriminación


La página de Facebook Ni bolitas Ni boludos apuesta a contar historias de bolivianos en Argentina y de argentinos en Bolivia, historias que muestran que más allá de los casos de discriminación, xenofobia y violencia -que los hay-, existe una permanente y cotidiana construcción de puentes entre ambas naciones y culturas. La iniciativa está a cargo de la familia boliviana Padilla Zúñiga que radica en Buenos Aires.


Es "una relación de convivencia e interdependencia que tiene una larga historia, que en el caso de la comunidad boliviana en Buenos Aires tiene como testigos a hijos, nietos y hasta bisnietos de bolivianos nacidos en Argentina", explica el periodista boliviano Abdel Padilla.


La idea del proyecto, dice Padilla a ANF, es resultado de observar diariamente estos procesos durante dos años, "no sólo en las zonas donde suelen habitar nuestros compatriotas, sino en la cultura bonaerense en general".

Después de Paraguay, agrega, Bolivia tiene la segunda comunidad de migrantes más numerosa en Argentina, de modo que "hay muchas huellas que seguir: en la economía, en el arte, la música, el teatro, el deporte, el mundo académico, la comunicación... Historias que muchas veces no forman parte la agenda mediática en ambos países, o son opacadas por los estigmas y los prejuicios".


Cómo se escogen los temas
Padilla refiere que antes los temas y personajes para la producción los escogían gastando zapatos, caminando y escuchando a la gente. "Ahora hay muchas personas que nos han llamado para ser parte de la agenda. Creo que se debe a que nuestros últimos dos vídeos, el del artista Ponciano Cárdenas y de la comerciante potosina Marina Rivero, se han viralizado de manera impensada".


"La acogida -de los productos multimedia- fue muy buena, diría muy intensa, por los tipos de mensajes que cuelga la gente en la red", señala.
La producción multimedia para la página va respaldada por un equipo que se encarga de los vídeos, audios, fotos y crónicas que se viene publicando este año.


"Es una producción familiar, de la familia Padilla Zúñiga. En ella, intervienen en todo el proceso mis hijas, Nandi y Monserrat, y mi esposa Maribel Zúñiga, que además es la conductora. La edición está a cargo de Harold Wolff, en La Paz", señala Padilla.


La siguiente multimedia que se viene trabajando trata sobre la producción de teatro de Bolivia en Buenos Aires, "una ciudad que, como saben, es una verdadera potencia en este sentido".


"Sacaremos un especial sobre la migración boliviana en Buenos Aires en agosto, y posiblemente una exposición fotográfica", adelanta el comunicador.


Por qué Ni bolitas Ni boludos


Abdel Padilla explica que "bolitas" es una expresión con la que se etiqueta a los bolivianos en Argentina, a veces de manera despectiva y a veces con un sentido más paternalista, "aunque no deja de ser un término que lo inferioriza".

Y "boludo", aunque es un insulto, depende del contexto. "Es lo que para nosotros sería el 'cojudo', y cómo dice el Papirri: 'hay cojudos bien inteligentes'. Por eso, no es ni lo uno ni lo otro. Porque te aseguro que si no habría fronteras entre Bolivia y Argentina, no habría 'ni bolitas ni boludos'", señala.


Video Bolivianos muestran la otra cara de los migrantes


Doña Marina, más conocida en la Villa Celina en Argentina, como "La Abuela", es una boliviana que vive en este país hace 33 años. "Vine a trabajar por tres meses", aseguró en el video que protagoniza y hace parte de la iniciativa "Ni bolitas, ni boludos".

A través de las redes sociales, los medios de comunicación y el voz a voz, Maribel Zúñiga y Abdel Padilla, dos bolivianos residentes en Argentina, buscan poner un alto a la discriminación xenofobica que se vive en este territorio.

Su iniciativa, ya empieza a llamar la atención y pretende dar visualización a diferentes problemáticas que viven los bolivianos que están en el país gaucho.


De esta manera, la pareja por medio de las historias de sus compatriotas, intentan llegar a mover fibras y crear conciencia sobre el tema para que se pueda llevar una convivencia sana, teniendo en cuenta que Bolivia, después de Paraguay, tiene la mayor parte de migrantes en Argentina, según la agencia ANF.

Historias como la de "La Abuela", se vuelven rápidamemente virales en las redes sociales, debido a su contenido social y a lo orgullosos que se muestran estos personajes de haber nacido en Bolivia.

Además, se rescata que la promoción de las costumbres bolivianas como la comida, las artesanías y el arte en general, sean el eje principal del trabajo de las personas que decidieron radicarse en Argentina.

martes, 16 de mayo de 2017

Agilizan los trámites para repatriar a joven Xiomi



La embajada de Bolivia en Perú hace gestiones para agilizar los trámites de repatriación de la joven Xiomi Morelia Lima Avila, que denunció que fue raptada en La Paz y apareció en la vecina nación.

"La embajada ha hecho los trámites para que los plazos se acorten y estamos esperando que el Gobierno peruano pueda dar luz verde para el traslado de Xiomi. La Cancillería (de Bolivia) liberó los recursos para el traslado en avión y Xiomi pueda ser repatriada", dijo al portal Urgentebo.com el viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio.

La autoridad incluso anticipó que "si todo sale bien incluso mañana (martes) en la noche estará en Bolivia". El caso también es investigado por autoridades peruanas y se conoce que tiene las llamadas telefónicas restringidas.

Aparicio lamentó que la Policía peruana no respetara la identidad de la boliviana de 21 años que, según contó, logró escapar una red de trata de personas y apareció en Lima. Ella permanece en un centro de acogida cuidada por monjas.

Para esta jornada está prevista una inspección en Piura, lugar donde escapó. Investigaciones preliminares determinaron, a través de entrevistas con amigas, que Xiomi tenía una relación con un ciudadano colombiano.

jueves, 11 de mayo de 2017

Xiomi, joven boliviana, escapó de red de trata de personas en Perú

Aunque ella no se dio cuenta al subir a un ómnibus en su país, alguien siempre la miró con lujuria, estudió minuciosamente sus movimientos y la acechó sin escrúpulos. Xiomi Morelia Lema Ávila, una joven boliviana de 21 años, estudiante de Derecho, escapó de una red internacional de trata de personas que la secuestró en su país y apareció en Lima, donde fue rescatada por la policía.

“Mi cuerpo es mío”, dice Xiomi como convenciéndose de un principio que le costó mucho poder librarse de esta mafia que tenía como objetivo prostituirla en Piura.

Hoy, con un rostro que muestra las marcas que le dejó la desesperación de haber sido víctima de trata durante un tiempo que no quiere recordar, se sienta en una silla de la comisaría de La Victoria, dispuesta a contar su historia.

“Vivo en Villamilderra, calle Bustamante, Aslto Chijini N° 1181, La Paz. El viernes (5 de mayo) a las 14.00 horas abordé un vehículo de servicio público desde la localidad de El Prado con destino a mi casa”, recuerda sin darse cuenta, que ese día estaba firmando su secuestro.

“En el camino se sentó a mi lado una persona de unos 43 años, moreno, de contextura gruesa y alto. Llevaba puesto un chullo”, indicó la joven.

Luego continúa: “Desperté en un camión de carga de color blanco con carpa de lona azul. Había una ecuatoriana y otras dos mujeres, no sé de qué nacionalidad, que iban durmiendo. El camión viajó varios días y éramos custodiadas por un hombre que se protegía el rostro con una bufanda de color marrón y un gorro blanco”, recuerda.

Con resignación, pero con la seguridad de que todas esas imágenes grotescas que están grabadas en su mente y en su corazón son parte de su vida, porque ahora quiere empezar a escribir una nueva historia, señala: “Pensé que en la primera oportunidad que tendría para escapar no lo dudaría, Y así fue”, manifiesta la afligida joven.

“Cuando se estacionó el vehículo aproveché un descuido de los hombres y escapé. Llegué a una casa donde pedí apoyo. Me regalaron una polera porque solo tenía puesto un brazier”, narró con valentía.

Finalmente señaló que subió a un ómnibus y que llegó a la terminal de la empresa de transporte El Ronco, frente a la plaza Manco Capac, en La Victoria. (La República)